PUNTUALIZACIONES ACERCA DE LA APARICIÓN DE SIMAZINA EN AGUAS DE CONSUMO HUMANO.

En noviembre de 1997 se detectaron concentraciones de simazina en aguas potables de las Vegas del Guadiana 17 veces por encima de los valores permitidos por la actual Reglamentación española. Los 240 mm. de agua recogidos en dicho mes y la existencia de una amplia zona de olivar en la cuenca del río Zujar, donde recientemente se había utilizado este herbicida, indican claramente el origen del problema. Sin embargo se discute la actual reglamentación, al tratar de forma similar plaguicidas con muy diferente toxicidad, e incluso permitiendo dosis 50 veces más altas para otros
productos como el arsénico, cianuros o cadmio entre otros.