CARACTERIZACIÓN DE LA DIVERSIDAD DE MALAS HIERBAS MEDIANTE TÉCNICAS GEOESTADÍSTICAS

El conocimiento de la distribución de la diversidad florística en un campo permitiría reconocer zonas de alto valor por su biodiversidad. Se ha evaluado la variación espacial y temporal de la diversidad del banco de semillas en un campo de trigo durante 3 años calculando la riqueza, diversidad (Shannon-Wiener) y equitatividad (Pielou) de 254 puntos de una retícula de 10m x 10m. La estructura espacial de estos índices se ha descrito mediante semivariogramas, ajustando modelos isotrópicos esféricos. La riqueza, diversidad y equitatividad no se distribuyen de forma homogénea y su dependencia espacial se incrementó durante el periodo de estudio (un 21% y un 40% respectivamente) debido a la reducción de la extensión de los rodales de dicotiledóneas por el efecto de los herbicidas y a la extensión de los rodales de gramíneas debido a la ausencia de graminicida durante el primer año. La localización espacial de las zonas de alta diversidad no se mantuvo estable en el tiempo, pero siempre se identificaron áreas de alta diversidad de malas hierbas que podían contribuir a mantener la biodiversidad global, confirmando el interés que puede tener el estudio de la biodiversidad bajo una perspectiva espacial.