RECOMENDACIONES DE MONSANTO PARA CASOS DE RESISTENCIA A GLIFOSATO Y PARA MAÍZ TOLERANTE NK603.

La resistencia natural de las especies vegetales a glifosato es muy rara y prueba de ello es que Monsanto ha necesitado el uso de la ingeniería genética para incorporarla en cultivos clave, para controlar de forma eficaz las malas hierbas y producir de forma más eficiente y sostenible. En los pocos casos encontrados hasta ahora, el problema se ha atajado mediante el cambio temporal en las técnicas de mantenimiento de suelo en la finca o zona donde se ha detectado. La recomendación de Monsanto para los casos de resistencia confirmados es la eliminación de los rodales de hierbas tolerantes mediante el uso de otros ingredientes activos herbicidas o con pases mecánicos, antes de que las plantas produzcan semillas. El uso de variedades de maíz modificadas genéticamente para tolerar aplicaciones en postemergencia de glifosato es una alternativa demandada por los agricultores para un control más flexible de malas hierbas. pp.