PROBLEMAS DE MALAS HIERBAS Y HERBICIDAS APARECIDOS DURANTE 1997 – LA RIOJA.

Durante el año 1997 lo más característico ha sido el desarrollo climatológico y como consecuencia el efecto que sobre las malas hierbas y herbicidas ha tenido. Comenzamos el año con temperaturas normales para la época y abundantes lluvias en Enero (74 l/m²) Febrero, Marzo y Abril fueron meses que no llovió apenas y Marzo además con elevadas temperaturas, se alcanzaron los 30ºC. A partir de Mayo y durante todo el verano, las temperaturas no fueron muy elevadas y las precipitaciones constantes, entre Junio, Julio y Agosto 187 l/m². El resto del año se mantuvo dentro de la normalidad. La consecuencia del año climatológico nos encontramos con que los tratamientos de herbicidas en preemergencia en cereal no funcionaron como era de esperar con aparición de abundantes dicotiledóneas (Papaver rhoeas, Gallium aparine), tratamientos en postemergencia tampoco fueron muy efectivos, además de un problema secundario que se planteó especialmente en cereales próximos a viñedos con aparición de fitotoxicidad en el viñedo debido a la deriva de productos especialmente hormonales. Los tratamientos con Caragard en viña tampoco funcionaron, y se hicieron tratamientos con glifosato con la viña ya brotada apareciendo numerosos casos de fitotoxicidad, y tratamientos tardíos con simazina también dieron lugar a aparición de toxicidades en brotes jóvenes. A nivel de malas hierbas la Conyza canadensis se ha extendido por toda la zona y debido a las constantes lluvias la nascencia se ha estado produciendo durante todo el verano, desarrollando grandes plantas que han producido numerosas semillas. En cultivos anuales alternativos al cereal, lino, cáñamo, lúpulo, en que la gama de herbicidas autorizados no es conocida han sufrido fuertes infestaciones de malas hierbas, lo que ha perjudicado la cosecha tanto en el aspecto productivo como en el momento de la recolección. En cultivos frutales se observa como malas hierbas de difícil control con los tratamientos herbicidas, la familia de las malváceas. El sistema de mantenimiento de cubierta vegetal entre calles y tratamientos herbicidas en la fila de árboles, de preemergencia en primavera (simazina + MCPA) y de postemergencia (glifosato, paraquat) en verano mantienen la plantación equilibrada.