Manejo mejorado de malezas para mitigar la crisis de alimentos

La crisis alimentaria en el mundo, particularmente en regiones de países pobres, es producto del incremento de los precios de los alimentos básicos como cereales, que han crecido en más de 120% como promedio entre 2006 y 2008. A esta situación se suman bajas cosechas en zonas afectadas por sequías y huracanes. La solución del problema está en el desarrollo de la sostenibilidad agrícola en las naciones afectadas. Se necesita aumentar la escasa productividad de los agricultores, que solo le permite atender 1 hectárea o menos de terreno, cuya producción abastece a pocas familias nacionalmente. Casi el 40% de las actividades en el campo van dirigidas al deshierbe, que se realiza a nivel familiar. En África el deshierbe de 500 m2 de arroz ocupa un día entero a una persona, que equivale a 200 hombres/día para una hectárea. Además, el deshierbe manual es principalmente realizado por mujeres y niños en países de África y Asia. La productividad se elevará con la aplicación de métodos eficientes de manejo integrado de malezas (MIM). El uso de los herbicidas racionalmente utilizados podría elevar el área cultivable del agricultor por 10 o 20. La rotación de cultivos y menos dependencia del monocultivo se lograrían con la creación de mercados para nuevos cultivos/productos usualmente importados. Importante resulta la capacitación de los agricultores en estrategias de MIM, incluido el uso racional de herbicidas, forma de acción y aplicación