La fuente de nitrógeno como herramienta auxiliar en el manejo de las malas hierbas

Los resultados de producción de biomasa, tanto de parte aérea como de raíz, nos muestran las distintas preferencias por una u otra fuente [(nitrato (NO3-) o amonio(NH4+)] de nitrógeno (N), así como la influencia de la fuente de N en la respuesta a la dosis (2 mM vs. 0,2 mM) en la zona radicular: Amaranthus viridis y Chenopodium album prefieren el NO3- y no responden a la dosis de NH4+, Conyza bonaeriensis y Solanum nigrum también prefieren el NO3- pero responden a la dosis de NH4+, mientras que Sonchus oleraceus prefiere el NH4+ y no responde a la dosis de NO3-. Igualmente, la fuente de N, y no sólo la dosis de N, tiene una gran repercusión en la relación carbono/nitrógeno (C/N) tanto de la parte aérea como de la raíz. El conjunto de los resultados sugiere que el manejo de la fuente de N en los sistemas agrícolas podría ayudar al manejo de las malas hierbas y con ello a su control, en pro de hacer una mejor optimización de los recursos.