Estudio del banco de semillas de malas hierbas presentes en dos agroecosistemas mediterráneos bajo condiciones edafo-climáticas distintas

Los estudios de bancos de semillas de malas hierbas son claves para conocer la evolución de la composición florística de los agro-sistemas. En 2018 se puso en marcha un estudio en dos estaciones experimentales, en Madrid y Sevilla, con el objetivo de conocer la respuesta de las poblaciones arvenses, dentro de una misma rotación de cultivos, en dos localidades con distintas condiciones edafo-climáticas, pero ambas en clima mediterráneo, a través del estudio del banco de semillas del suelo. En ambos ensayos se estableció una rotación de cultivos a 4 hojas (trigo, cebada, guisante y colza). Para el estudio de la flora potencial formada por el conjunto de semillas presentes en el suelo, se han llevado a cabo dos metodologías: 1) germinación, donde se midieron parámetros de abundancia y riqueza específica de la flora activa presente en el suelo y 2) extracción, con la que se evaluó la abundancia y riqueza específica de toda la flora presente en dicho suelo. Los resultados obtenidos en el año inicial del estudio mostraron diferencias en abundancia total y riqueza específica de malas hierbas entre ambas localidades. La abundancia medida a partir de los datos obtenidos por germinación y extracción presentó resultados diferentes entre las localidades. En cada localidad, la flora potencial y la germinada también presentaron diferencias. La riqueza específica en dichas localidades también fue diferente, en el número de individuos y en la composición de esta. Los resultados apuntan una clara influencia de las condiciones edafo-climáticas en la germinación y emergencia de diferentes especies de malas hierbas presentes en el banco de semillas de los agro-ecosistemas mediterráneos