ESTRATEGIAS PARA UN MANEJO RESPONSABLE DE LA RESISTENCIA CON DIFERENTES TECNOLOGÍAS

Los herbicidas con glifosato juegan un papel crucial en el manejo de malas hierbas en la agricultura actual y la disponibilidad de nuevos desarrollos, como el maíz NK603 tolerante a glifosato, puede añadir nuevas vías para mantener la viabilidad de este cultivo en la UE. La ocurrencia de biotipos de malas hierbas resistentes a glifosato sigue siendo menor que para otras moléculas a pesar de su intenso y creciente uso durante los últimos 30 años. Para preservar sus beneficios y garantizar su eficacia en el futuro, Monsanto está comprometida con el desarrollo y difusión de Buenas Prácticas y recomendaciones que son constantemente revisadas y actualizadas para garantizar tanto la satisfacción del agricultor como la sostenibilidad de sus productos y programas de manejo.