ESTADO ACTUAL DE CONOCIMIENTOS SOBRE EL CONTROL DE MALAS HIERBAS EN EL ALMENDRO EN EL ÁREA MEDITERRANEA.

Los tratamientos herbicidas en almendro están fuertemente condicionados por las características medioambientales del área mediterránea, principalmente por lo irregular del régimen de lluvias. En estas condiciones se conoce poco de la tolerancia del cultivo a gran parte de los herbicidas. En estas circunstancias los tratamientos a toda la superficie se aconsejan en dos épocas: otoño, antes o después de las primeras lluvias, y a finales del invierno, 4 ó 5 semanas antes de la floración. En otoño pueden aplicarse los herbicidas residuales, a las dosis más elevadas dependiendo de la tolerancia y las necesidades de control; a finales del invierno son eficaces los herbicidas de contacto y traslocación. Las mezclas de herbicidas residuales y de contacto a dosis bajas están indicados en cualquier época, pero con las limitaciones impuestas por la tolerancia y la posible deriva.