ENSAYOS PARA EL CONTROL DE MALAS HIERBAS EN CULTIVO DE CEBADA EN LA COMUNIDAD DE MADRID (CAMPAÑA 2005-2006)

Durante el curso 2005-2006 se han realizado dos ensayos de aplicación de herbicidas para evaluar su eficacia en el control de malas hierbas, en ambos ensayos la presencia de Gramíneas ha sido muy importante mientras que la de Dicotiledóneas ha sido insignificante. Como principales Gramíneas en la Comunidad de Madrid, están el vallico (Lolium rigidum Gaud.), avena loca (Avena sterilis L.) y en tiempos relativamente recientes el bromo, incluyéndose bajo este nombre distintas especies del género Bromus, además de algo del género Vulpia. De entre las posibles especies del género Bromus, en la zona donde se han realizado los ensayos, se han detectado las siguientes especies: B. diandrus Roth.; B. tectorum L.; B. rubens L.; y B. hordeaceus L.. De las especies citadas la que genera los mayores problemas en la zona donde se han montado los ensayos (Daganzo) es B. diandrus, consecuencia de sus densidades, además de sus características morfo-fisiológicas (gran tamaño, superior al de los cereales, gran capacidad de competencia, y difícil control por medio de herbicidas). Esta especie está incrementando su presencia como mala hierba, convirtiéndose en un problema creciente en las zonas cerealistas de la comunidad, máxime en aquellas zonas con suelos de textura eminentemente arenosa.
Con el objetivo anteriormente comentado se plantearon en el término municipal de Daganzo (parajes: Camino de Camarma y Balcón del cura) dos ensayos sobre cultivo de cebada cv. ‘Nevada’ y cv. ‘Esterel’ en los cuales las principales malas hierbas durante el cultivo fueron: avena; vallico y bromo. El bromo estuvo presente en los dos ensayos, mientras que las otras dos especies solo en uno de ellos.
Como resultado de los dos ensayos, en las condiciones en las que se han realizado, no se pueden sacar conclusiones (datos no significativos) acerca de la eficacia de las diferentes sustancias activas y dosis ensayadas contra la especie común a ambos ensayos (Bromus diandrus). No obstante los mismos resultados nos hacen sugerir que durante la campaña 2006-2007 se repitan los ensayos (en parcelas mas homogéneas en cuanto a la
8
distribución de la especie) en los cuales entre otras sustancias activas se incluya Iodosulfuron 0,6 % + Mesosulfuron 3% + Mefenpyr 9% (Atlantis), que “parece” que posee el mejor “potencial” en cuanto a eficacia, aunque no está registrado su uso en cebada por problemas de fitotoxicidad. Por ello sería muy importante valorar sus potenciales efectos negativos sobre el cultivo de cebada y su magnitud en función de sus cultivares utilizados en la zona.
En cuanto a los efectos sobre avena y vallico si han mostrado resultados significativos, detallándose los resultados en cada uno de los ensayos.