CULTIVOS DE COBERTERA EN VIÑA.

Los cultivos de cobertera facilitan la disponibilidad del agua y los nutrientes a la viña, pero compiten por el agua y los nutrientes. Pueden albergar insectos beneficiosos depredadores de algunas plagas, pero también atraen otras plagas. Reducen el crecimiento de algunas malas hierbas mediante fenómenos de competencia y alelopatía, de la misma forma que lo pueden hacer con la viña. Disminuyen los costes de laboreo, fertilización y tratamientos pesticidas, pero aumentan los de siembra y manejo. El éxito o el fracaso en el uso de un cultivo de cubierta lo determinará la elección y correcto manejo de este. No existe una fórmula mágica porque el resultado final es una combinación de todos los factores, por esto es necesario un perfecto conocimiento de las condiciones de cultivo, del suelo y clima, de la viña, y de las potenciales especies vegetales a utilizar.