UTILIZACIÓN DEL JARDÍN ARVENSE PARA EL ESTUDIO DE LAS EMERGENCIAS Y SUS APLICACIONES PARA LA AGRICULTURA

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla dispone de un Jardín Arvense patrocinado por la Cátedra Adama, con 200 macetas en la que se estudiaron unas 150 especies de malas hierbas pertenecientes a 50 familias. El objetivo de este trabajo es mejorar el conocimiento de las emergencias de las especies incluidas en el jardín arvense, de modo que se pueda utilizar esta información para un manejo más racional de las malas hierbas. Sobre el mes de octubre (antes de las primeras lluvias) se realizaron las respectivas siembras de cada una de las especies de estudio. Posteriormente, se tomaron mediciones semanales de las emergencias en base a conteos destructivos. A su vez se tomaron datos de la pluviometría y la temperatura con ayuda de un pluviómetro y un datalogger instalado en el jardín del ensayo. Teniendo en cuenta el número de macetas por el número de semana por número de años, se obtiene una base de datos bastante amplia y difícil de gestionar. Esta base de datos se analizó con el programa R de modo que se pudieron obtener datos de percentiles de emergencias y distribución de las mismas. Los primeros resultados permiten deducir que será posible conseguir información interesante sobre la vulnerabilidad de las malas hierbas a métodos químicos y no químicos y adicionalmente se podrá mejorar el conocimiento sobre las dormancias exógenas y endógenas y sobre la influencia de las condiciones de almacenamiento de las semillas. Esta información permite conocer la vulnerabilidad y diseñar las mejores estrategias para su control, como por ejemplo la “falsa siembra”. También la recopilación de estos datos de emergencias, incrementará la eficacia de las herramientas de control químicas y no químicas, al optimizar el momento de control.