TÉCNICA IPG (IMAZAPIR-POSTEMERGENCIA-GIRASOL) PARA EL CONTROL SELECTIVO DEL JOPO (Orobanche cernua sp. cumana) DEL GIRASOL (Helianthus annuus).

Se describe un uso selectivo del imazapir en girasol para el control de la especie parásita jopo. Consiste en aplicar dicho herbicida a 10-15 ó 10+10 g/ha en post-emergencia, sobre plantas de girasol de entre 12 ( V12 ) y 19 ( V19 ) hojas verdaderas, aproximadamente. En dichos estados de desarrollo el cultivo tolera bien al imazapir a bajas dosis, y los jopos están en fase subterránea, son de pequeño tamaño (0.5-1.0 cm aprox.), y muy sensibles al imazapir. La tolerancia del girasol al imazapir disminuye drásticamente una vez que la planta de girasol inicia la formación del capítulo (R1-R2). Los tratamientos de imazapir recomendado son muy económicos (de unas 350 ptas/ha) dada la baja dosis de herbicida requerida, de muy bajo impacto ambiental (residuos previsiblemente por debajo del nivel detectable), y prácticamente independientes de las condiciones de textura suelo y pluviometría.