Supervivencia de rizomas y estolones de Cynodon dactylon en función de su estado vegetativo, tamaño y profundidad de enterramiento

La grama (Cynodon dactylon (L.) Pers.) es una de las malas hierbas más difíciles de controlar en viña. Su habilidad para expandirse mediante rizomas y estolones se acentúa cuando estos son fragmentados y dispersados a través del laboreo. Para saber en qué medida influye esta fragmentación y la situación de estos fragmentos en el suelo en la supervivencia de los mismos, se llevó a cabo un estudio durante las campañas 2016/17 y 2017/18 en Lleida, Cataluña. Se recolectaron fragmentos tanto de rizomas como de estolones y se clasificaron en tres tamaños diferentes: con uno, tres y seis nudos por fragmento. Estos se enterraron el día posterior a su recolección a 1, 5 y 10 cm de profundidad. En cada campaña, el ensayo se implantó en otoño e invierno, simulando dos fechas de labor del suelo, y se finalizó en septiembre de 2017 y septiembre de 2018, respectivamente. Los resultados muestran que la fecha de labor es uno de los factores que más afecta a la supervivencia de la mala hierba, mostrando una mayor mortalidad cuando es fragmentada en otoño. Los fragmentos más pequeños (1 nudo) sobrevivieron en menor proporción, siendo además los más afectados cuando eran enterrados a profundidades mayores (10 cm)