PRINCIPALES INCIDENCIAS MALHERBOLÓGICAS EN LA REGIÓN DE MURCIA 1994.

La lechuga Iceberg, uno de los principales cultivos invierno de la Región continúa teniendo graves problemas control de hierbas con los herbicidas y condiciones que actualmente pueden utilizarse, lo que está llevando a muchos productores a realizar arriesgados tratamientos, en algunos casos tras la realización de pequeños ensayos, unas veces con éxito y otras con importantes daños. Así, son frecuentes las mezclas de clortal+propizamida a las dosis máximas recomendadas de cada uno, o benfluralina en pretransplante más clortal a media dosis en post-transplante. Las mezclas de benfluralina con alguno de los otros productos autorizados en post-transplante han provocado importantes fitotoxicidades iniciales. En este cultivo se está poniendo también de moda las aplicaciones de cianamida cálcica como herbicida (además de fuente de nitrógeno) a dosis superiores a los 600 Kg/ha, que en general parecen ir bien contra determinadas hierbas como apoyo a la propizamida, pero con un coste excesivo, habiéndose visto ya en alguna variedad problemas de fitotoxicidad.

Las fuertes tormentas que se produjeron en septiembre en algunas zonas parece que propiciaron la falta de selectividad de algunos herbicidas, así, en ensayos concretos de piridato en alcachofa se observaron importantes fitotoxicidades en hojas, y en el caso de la pendimetalina en bróculi la inhibición de su desarrollo, incluso a las dosis más bajas utilizadas. Algunas aplicaciones de alacloro en bróculi también provocaron algunos problemas.

Otros casos de fitotoxicidades se han detectado en cultivos de colinabos, con un comportamiento similar a coles frente a herbicidas, por transplante en suelos tratados con oxifluorfen con la planta excesivamente tierna, produciendo quemaduras en el cuello y, como consecuencia, caída o deterioro de plantas.

En frutales de hueso se insiste una vez más en la conveniencia o no de emplear herbicidas residuales a partir del tercer año de no laboreo, por la proliferación de hierbas resistentes y la dificultad de realizar una adecuada cubrición del suelo.

Respecto a los problemas del trips Frankliniella occidentalis, en la última campaña parece que las hierbas están teniendo una menor incidencia negativa, incluso se detectan importantes poblaciones de los auxiliares Orius y Aelotrips durante casi todo el año, con la excepción de las hierbas anuales de temporada en barbechos, cuyo control sigue siendo prioritario.