PRINCIPALES INCIDENCIAS MALHERBOLÓGICAS EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA. 2000.

El año 2000 presentó dos periodos muy lluviosos que provocaron un importante desarrollo de la vegetación, dificultaron las operaciones culturales en los cultivos y, consiguientemente, se presentaron graves infestaciones de malezas.

El año se inició con un invierno muy seco y temperaturas en febrero superiores a las normales para la época. Estas condiciones provocaron que los CULTIVOS EXTENSIVOS DE OTOÑO-INVIERNO sufrieran estrés hídrico, siendo escasas las aplicaciones de herbicidas de postemergencia precoz en trigo, por los riesgos de fitotoxicidad que conllevarían en esas condiciones. Sin embargo, tras las importantes lluvias primaverales se recuperaron espectacularmente los cultivos, pero también se desarrollaron de forma generalizada las infestaciones de malas hierbas. En algunas parcelas de trigo hubo graves problemas de avena loca, alpistera y diversas especies de dicotiledóneas, recurriéndose en ocasiones a aplicaciones con avenicidas de postemergencia tardía.

En los CULTIVOS DE PRIMAVERA-VERANO, estas importantes lluvias al inicio de su ciclo perjudicaron las nascencias y afectaron las aplicaciones y actuaciones de los herbicidas. En el cultivo del girasol se presentaron fuertes emergencias de malezas.
En el algodonero hubo una baja eficacia generalizada de los herbicidas de presiembra-preemergencia. Debido a las importantes emergencias de malas hierbas y a la necesidad de realizar resiembras totales, se generalizaron las aplicaciones con herbicidas foliares totales, tanto para eliminar las plantas presentes antes de la siembra o resiembra, como en aplicación dirigida para control de las malas hierbas de las entrelíneas. Una de las malas hierbas más problemáticas en este cultivo sigue siendo Solanum nigrum, controlado tradicionalmente por fluometurón, pero con una falta de eficacia cada vez más generalizada. En otros cultivos de regadío como maíz hay graves problemas de control de Xanthium.

En los CULTIVOS LEÑOSOS, como olivo y viña, se desarrollaron fuertes infestaciones en primavera, no ofreciendo un control suficiente los herbicidas residuales aplicados en el otoño-invierno anterior. Como malas hierbas problemáticas en olivar y de difícil control con herbicidas, destacan Malváceas, Umbelíferas y Ecballium elaterium. Las cubiertas vegetales y otras técnicas de protección del suelo continúan su progresiva implantación en los olivares, existiendo una fuerte demanda de información por parte de los agricultores sobre cómo llevar a cabo estas técnicas y soluciones frente a los problemas que van surgiendo. Las importantes lluvias registradas en el invierno del año agrícola 2000/01, junto con unas temperaturas relativamente suaves, han provocado unas importantes infestaciones, que dificultan la recolección del fruto, caído en su mayor parte al suelo.