PRINCIPALES INCIDENCIAS MALHERBOLÓGICAS EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA. 1996.

El pasado año destacó por unas fuertes lluvias, que superaron con gran diferencia las precipitaciones medias de la zona, y rompieron la tónica de varios años de fuerte sequía. Estas lluvias ocasionaron unas infestaciones de malas hierbas muy superiores a las presentadas en los últimos años.

CULTIVOS HERBÁCEOS EXTENSIVOS
-Cereales de invierno: continúa la reducción en el empleo de herbicidas residuales, habiéndose generalizado los tratamientos de postemergentes, tanto de antigramíneos como de herbicidas contra dicotiledóneas, debido a las importantes nascencias de malas hierbas.
-Cultivos alternativos: se sembraron un número importante de hectáreas de cultivos tradicionalmente minoritarios como guisante, colza, garbanzos, y que tuvieron graves problemas para la recolección por las espectaculares infestaciones de Ridolfia. Esta mala hierba destacaba por su verdor y vigor cuando el cultivo estaba ya plenamente maduro y cayendo los granos al suelo, de forma que las cosechadoras no eran capaces de recoger la cosecha, obligando a aplicar desecantes. También se presentaron fuertes infestaciones de otras malas hierbas como Chenopodium en garbanzos y Orobanche en guisantes, de forma que la competencia de las malas hierbas mencionadas en guisante redujo drásticamente su producción.
-Barbechos: presentaron fuertes infestaciones de malas hierbas, incrementándose el empleo de herbicidas totales de postemergencia para su control.

CULTIVOS DE REGADÍO
-Algodón: el importante incremento de superficie cultivada de algodón supuso la siembra de parcelas que habían estado sembrándose durante los años de sequía con cultivos de secano en los que la aplicación de herbicidas fue nula o muy escasa. Este hecho favoreció el incremento del banco de semillas en suelo, que juntamente con una favorable climatología, provocaron unas fuertes infestaciones de malas hierbas. Por otro lado, las importantes precipitaciones impidieron una adecuada preparación del terreno. Se presentaron fitotoxicidades en algodones en los que se había aplicado dinitramina (cobex) bajo plástico. coincidiendo los síntomas observados con los descritos para este herbicida. La agresividad presentada este año por parte de un herbicida que se viene empleando desde hace muchos años, puede ser parcialmente atribuida a unas condiciones climatológicas favorables para un incremento de su efectividad, aunque tampoco se puede descartar una defectuosa formulación del producto.

CULTIVOS LEÑOSOS
-Olivo: la gran proliferación de las malas hierbas por las abundantes lluvias dificultó sobremanera su control, habiéndose convertido en graves problemas algunas umbelíferas, malváceas, bulbosas, perennes, Sinapis alba, entre otras. Es de destacar el incremento de aplicaciones de postemergencia respecto a preemergencia por varios motivos:
a) evolución de flora por uso reiterado de los mismos herbicidas hacia especies tolerantes,
b) lluvias más tempranas en septiembre y emergencias rápidas,
c) otoños lluviosos que favorecen la degradación de los herbicidas,
d) degradación acelerada de simazina en suelos que se habían tratado durante varios años.
Sigue existiendo una fuerte demanda de herbicidas autorizados en plantones, que está reducida a una gama muy pequeña. También continúa aumentando la puesta en producción de olivares marginales que estaban abandonados y habían quedado invadidos por la vegetación espontánea; en estos olivares es especialmente problemático el control del matorral. La caída de aceituna en olivares con ruedos cubiertos de malas hierbas viene siendo motivo de consultas sobre los herbicidas autorizados para este uso, constatándose en estos años lluviosos el incremento de aplicaciones incorrectas. El excesivo laboreo en los olivares con cierta pendiente contribuyó a una fuerte erosión por las intensas lluvias del pasado año, con formación de espectaculares arroyaderos y cárcavas. Para evitar estos problemas se empiezan a utilizar las malas hierbas como cubierta vegetal, as