PRINCIPALES INCIDENCIAS MALHERBOLÓGICAS DE MURCIA – 2002.

El 2002 puede ser considerado, climatológicamente, como un año estándar, es decir, bastante seco, con lluvias esporádicas y temperaturas bastante altas durante la primera mitad del invierno.
Entre los problemas malherbológicos que más preocupan a los agricultores de esta Región es la falta de soluciones al control de hierbas en muchos cultivos hortícolas. Además de la baja eficacia de los autorizados, por temperaturas elevadas, técnicas de riego o selección de hierbas especialmente resistentes o tolerantes a herbicidas, como suele pasar en lechuga, se junta la eliminación de algunos productos que resultaban clave en determinados cultivos, como son la prometrina en apio.
En melón, los buenos resultados y falta de otras alternativas, está propiciando el uso del oxifluorfen, con los riesgos que podría suponer.
En otras hortícolas, como el bróculi, se han planteado problemas importantes de fitotoxicidad por oxifluorfen, cuando se han dado lluvias o riegos por aspersión en las primeras fases del desarrollo del cultivo y fitotoxicidades en otras especies (pimiento o lechuga), cuando se utiliza la misma maquinaria. La alternativa ha sido, en muchos casos, la utilización de alacloro, forzando la dosis para controlar algunas plantas de hoja ancha, lo que ha generado problemas todavía más graves de fítotoxicidad.
Como casos curiosos, destacar la sospecha (no confirmada) de que alguna partida de turba pueda venir contaminada por herbicidas utilizados en las turberas, que después llegan a producir problemas en los semilleros, así como el del «terrorista de los cultivos» que, al parecer se dedica a echar herbicidas sobre algunas plantaciones por las que pasa, habiendo denuncias en la Guardia Civil y el Juzgado.
Cabe destacar también los daños ocasionados en algunas hortalizas por paracuat (paracuat+dicuat) cuando las aplicaciones se realizan con poca luz (días nublados, cultivos muy densos y altos, como el tomate, invernaderos…), condiciones en la que se produce una «sistemia» del producto en la planta.
Otros problemas que siguen siendo habituales son los producidos por productos hormonales, tanto por derivas como, especialmente, por contaminación con la maquinaria de aplicación.

Respecto a la solarización-biofumigación, se ha ido generalizando su uso. Paralelamente se han ido detectando también problemas puntuales de hierbas, habitualmente ligados a una deficiente aplicación de la técnica o a su realización en condiciones poco favorables.
A nivel general, entre las hierbas que mayores problemas presentan en la Región de Murcia podrían destacarse Cyperus, tanto en cultivos hortícolas, especialmente con acolchados, como en leñosos. Senecio vulgaris, en lechuga, y las Malvas y Conyzas en diversos cultivos hortícolas y leñosos. Por su parte Abutilon, aun sin ser todavía un problema importante sigue detectándose cada vez en más zonas.
Otro de los problemas que cada vez preocupa más, y sobre los que apenas hay información ni trabajos, es el control de las plantas y algas que salen en los embalses de riego.