PERSISTENCIA Y PENETRACIÓN EN EL SUELO DE CIERTOS HERBICIDAS RESIDUALES SELECTIVOS EN LOS AGRIOS.

Existen huertos de agrios en la citricultura mundial donde una o dos veces al año se aplican herbicidas residuales. En algunos de ellos, esta práctica, se ha efectuado continuamente desde hace más de veinte años. La velocidad de descomposición de los herbicidas, disminuye con la profundidad del suelo. En consecuencia, puede que algún compuesto se esté acumulando, y que persista a cierto nivel. Se han seleccionado huertos con larga historia de tratamientos con herbicidas residuales y se han tomado muestras de suelo, a determinadas profundidades. Se han considerado los siguientes productos: atrazina, bromacil, diuron, monuron, simazina, terbutilazina, terbumetona, terbutrina y trifluralin. Los análisis se han efectuado mediante bioensayos con la planta indicadora Avena sativa L., y procedimientos cromatográficos. Los herbicidas detectados mediante cromatografía son los siguientes: atrazina, bromacil, diuron, simazina, terbutilazina, terbumetona, terbutrina y trifluralin. En ninguno de los campos seleccionados se ha detectado acumulación de herbicidas y por regla general, la mayor concentración, aparece en los niveles de suelo más superficiales. Los valores, no suelen superar la concentración de 1 p.p.m. (detectado en 10 cm de profundidad de suelo).