OBTENCIÓN DE CULTIVOS CELULARES DE JUDÍA (Phaseolus vulgaris) TOLERANTES A ISOXABÉN.

Se han iniciado cultivos celulares de judía (Phaseolus vulgaris L.) -callos y suspensiones celulares- como sistema experimental para analizar los efectos del isoxabén sobre el crecimiento celular. La I50 del herbicida fue de 40 nM para callos y la concentración máxima que permitió el crecimiento fue 100 nM. Se utilizó selección natural para inducir tolerancia en los cultivos. Con este fin se fue incrementando paulatinamente la concentración de isoxabén a lo largo de los subcultivos, partiendo de una concentración 100 nM. Al cabo de 11 subcultivos, de 25 días cada uno, se obtuvieron líneas celulares adaptadas a crecer en presencia de isoxabén 12 µM. Los cultivos de células en suspensión adaptados a esta concentración crecieron en forma de grandes agregados. La concentración de isoxabén en el medio fue disminuyendo rápidamente a lo largo de los primeros días después del subcultivo. El análisis de las paredes celulares de los cultivos adaptados no reveló diferencias significativas en relación con los controles en cuanto al contenido en celulosa. En estos momentos se está procediendo a la caracterización del mecanismo de tolerancia en los cultivos adaptados.