MODELIZACIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE MALAS HIERBAS EN GIRASOL UTILIZANDO ALGORÍTMOS GEOESTADÍSTICOS Y SU APLICACIÓN EN AGRICULTURA DE PRECISIÓN.

En este proyecto se ha estudiado la distribución espacial de las principales malas hierbas en girasol según el Modelo Digital de Elevaciones en dos campos situados en Córdoba y Sevilla, con el fin de ser controladas mediante Agricultura de Precisión. Para ello, en mayo 1999 se realizaron muestreos discretos y georreferenciados, se aplicaron diferentes algoritmos geoestadísticos y se realizaron mapas de estimas de las malas hierbas emergidas a partir de los cuales se diseñaron finalmente mapas de tratamiento de herbicidas.
Dentro de los algoritmos geoestadísticos se utilizaron dos tipos de estimadores o krigeados con el fin de ver cuál de ellos era más preciso: el Krigeado Puntual Ordinario mediante el cual sólo se tuvo en cuenta la variable primaria objeto de estudio (emergencia de malas hierbas) y el Krigeado con Deriva Externa que además de los datos de muestreo de malas hierbas consideró una información secundaria (la altitud obtenida del Modelo Digital de Elevaciones). Para poder introducir esta variable secundaria se estudió previamente la correlación que presentaba con la emergencia de malas hierbas y se observó que, sólo para cuatro de las ocho malas hierbas muestreadas, la correlación entre éstas y la altitud era significativa. Por tanto, este proyecto analiza los resultados de las malas hierbas que mostraron dicha correlación (Galium aparine L., Ridolfia segetum Moris., Phalaris paradoxa L. y Vaccaria pyramidata Medik.).
Los resultados obtenidos indicaron que todas las malas hierbas estudiadas presentaron una distribución espacial en agregados. Respecto a los krigeados realizados se obtuvo que para dos malas hierbas (G. aparine y R. segetum) el Krigeado Puntual Ordinario era más preciso, al obtenerse un menor Error Cuadrático Medio, y para las otras dos malas hierbas (P. paradoxa y V. pyramidata) el Krigeado con Deriva Externa resultó ser un método más exacto. Los mapas de tratamiento de herbicidas se realizaron considerando el mapa de malas hierbas más preciso para cada especie, y el umbral económico. En todos los cosos la zona a tratar resultó ser menor que la mitad de la superficie total de la parcela (el porcentaje de superficie tratada sería: para G. aparine el 31,5%, para R. segetum el 40,1%, para P. paradoxa el 16% y para V. pyramidata el 31,4%), por tanto aplicar Agricultura de Precisión en estos casos conllevaría claros beneficios agro-económicos y medioambientales. Además estos resultados pueden ser previos a otros objetivos que conllevan estudios de emergencias de malas hierbas teniendo en cuenta el «paisaje, landscape».