INFLUENCIA DEL SUELO Y LA COBERTURA DE LA FLORA ESPONTÁNEA EN LA IMPLANTACIÓN, POR AHOYADO, DE PINOS Y CARRASCAS EN EL BAJO CINCA (HUESCA).

Se evalúa el efecto que el suelo (yesoso, Regosol yesoso , y margoso, Regosol calcáreo) y la cobertura de la vegetación espontánea tienen sobre la supervivencia y el crecimiento de dos especies arbóreas: pino carrasco, Pinus halepensis Mill. y carrasca, Quercus ilex L. ssp. ballota (Desf.) Samp. Se determinan, al cabo de cinco meses del trasplante, las tasas relativas de altura y de diámetro basal y la mortalidad de cada especie arbórea, implantada por ahoyado manual, en cada tipo de suelo. La cobertura vegetal espontánea se midió por el método de intersección en mallas. La cobertura de la flora espontánea, significativamente más elevada en suelos margosos que en yesosos, se correlaciona significativa y negativamente con la altura y diámetro basal del pino, aunque no en su mortalidad. La carrasca muestra un crecimiento significativamente menor que el pino y un porcentaje mayor de mortalidad, reflejo de las limitaciones para desarrollarse en condiciones semiáridas, limitaciones superiores a las que pueda ejercer el tipo de suelo o la vegetación espontánea.