INFLUENCIA DE LA TÉCNICA DE MANTENIMIENTO DEL SUELO EN LA EVOLUCIÓN DE LA HUMEDAD DEL SUELO, EL CRECIMIENTO Y LA PRODUCCIÓN EN PERAL (Pyrus communis L.).

Se han estudiado los efectos de cuatro sistemas de mantenimiento de suelo en una plantación de peral (‘Passe Crassanne’ y ‘Général Leclerc’) sobre membrillero A, entre 1983 y 1989, comparando el laboreo tradicional (LT), el no-laboreo a base de tratamientos herbicidas a la totalidad del suelo (HT), laboreo en las calles con tratamiento herbicida en las líneas (LH) y cubierta vegetal segada periódicamente en las calles con tratamientos herbicidas en las líneas (HH). A lo largo de este periodo, se ha seguido la evolución de las distintas especies infestantes presentes en otoño-invierno y primavera-verano en cada sistema. Se ha medido la evolución el estado hídrico del perfil del suelo (0-120 cm) como base para el establecimiento del calendario real de riegos. Se ha seguido la evolución anual del crecimiento vegetativo de los árboles, el estado de nutrición foliar, la producción y su calidad. Al final de la experiencia se ha procedido al análisis químico del suelo, así como a las medidas de infiltración y compactación superficial y del perfil para los distintos sistemas. Así mismo se han realizado medidas de la temperatura del ambiente, de la superficie del suelo y a 15 cm de profundidad en los sistemas LT y HT durante el periodo de heladas de 1989. La flora arvense, principalmente anuales dicotiledóneas, fue controlada satisfactoriamente con tratamientos herbicidas, residuales y sistémicos, aplicados a bajo volumen. Al final de la experiencia algunas especies se mostraron bien adaptadas a HT escapando de los tratamientos herbicidas, mientras que otras proliferaron en los suelos labrados y algunas se mostraron bien adaptadas a cualquier sistema. La evolución del estado hídrico del suelo, muestra el rápido agotamiento del horizonte superficial (0-45 cm) lo que condiciona el calendado real de riegos, que ha sido muy variable a lo largo del periodo considerado, influido por una climatología muy cambiante y el escaso volumen de suelo explorado por las raíces. La infiltración del agua en el suelo ha reflejado la gran influencia de los distintos sistemas, destacando el alto valor medido en el sistema HH frente a todos los demás y la influencia que el aumento de la humedad del suelo tiene en el descenso de la infiltración en el caso del sistema LT, probablemente debido a la presencia de una suela de labor. La compactación del suelo está muy influida por su grado de humedad y mientras que en condiciones de humedad del suela del 20% se aprecian diferencias entre sistemas (menor compactación en sistemas con laboreo), cuando el suelo se seca hasta un 14% la compactación aumenta en todos sin detectarse diferencias significativas. El paso de la maquinaria es un factor importante de la compactación del suelo. Las temperaturas medidas en el suelo reflejan una mayor conductividad térmica en el sistema HT frente al LT, permitiendo una mayor acumulación de calor de el suelo que al ser cedido más fácilmente, en el caso de una fuerte helada de irradiación supuso una diferencia de temperatura ambiente de 1 ºC a favor del sistema HT. Los sistemas han influido de manera significativa en las características químicas del suelo, habiéndose detectado diferencias significativas en salinidad, pH, materia orgánica, fósforo y potasio. En cambio los análisis foliares solamente han mostrado diferencias significativas para dos oligoelementos: hierro (mayor en HH) y manganeso (mayor en LT). El crecimiento vegetativo, refleja las diferencias existentes entre ambas variedades así como una detención del crecimiento en HT probablemente debido a la toxicidad por herbicidas en los primeros años de la experiencia, y si bien se recuperó luego el ritmo de crecimiento, no se han llegado a alcanzar los crecimientos de los otros sistemas. La producción anual muestra una oscilación característica, más acusada en ‘G. Leclerc’ que es más vecera y productiva. La producción acumulada al final de la experiencia muestra claramente el efecto del sistema de mantenimiento. Así, para ‘P