INCIDENCIAS MÁS IMPORTANTES EN EL CONTROL DE MALAS HIERBAS EN EL AÑO 2000 EN CATALUÑA.

INCIDENCIAS CLIMÁTICAS (A. Álvarez, Observatorio SMN Lleida)
Temperaturas:
Globalmente el año 2000, ha sido más templado con 15,5ºC de media anual, 0,7ºC superior a la media anual de 14,8ºC de los últimos 30 años. Han sido los meses de Febrero con 10,2ºC sobre los 7,6ºC de media y Diciembre con 8ºC sobre 5,8ºC de media, los meses que han destacado por su suavidad. Agosto con 1,1ºC superior a la media, también fue más cálido de lo habitual. Tan sólo Enero fue bastante más frío de lo habitual con más de la mitad de los días con heladas y con una media 2,20C más baja que la media. Hay que destacar el fuerte contraste térmico entre Enero con una media de 2,9ºC el séptimo mes de enero más frío de los últimos 60 años, y Febrero con 10,2ºC el cuarto mes de Febrero más suave de los último 60 años.
Pluviometría:
Globalmente el año 2000, ha sido muy normal en cuanto a precipitación con 368 litros, seis más que la media de 30 años. Invierno (diciembre + enero + febrero) seco con 37,2 litros sobre una media de 71 litros. Primavera (marzo + abril + mayo) muy normal con 116 litros sobre los 113 l de media. Verano (junio + julio + agosto) también normal con 73 litros sobre los 75 de media. Otoño (septiembre + octubre + noviembre) con 142 litros ha sido más húmedo que la media de 103 litros, lo cual compensó el déficit del invierno, de ahí que salga un año justo en la media, situación harto difícil. Hay que señalar que Octubre fue el mes más lluvioso del año 2000, muy superior a la media de 38 litros con 79 litros, lo que compensó el seco Septiembre con 16 litros a 20 de la media. A Octubre, le sigue Noviembre con 47 y Abril con 46 litros fueron los 3 meses más lluviosos del año 2000.

CEREALES DE INVIERNO
En cereales de invierno la nota más característica ha sido la importante sequía observada durante el invierno 1999-2000, que ha obligado en muchas ocasiones a retrasar el uso de herbicidas para el control de dicotiledóneas hasta entrada la primavera. Por el contrario, en el presente invierno 2000-2001 la característica predominante ha sido la frecuencia de lluvias y viento, que también ha impedido un normal desarrollo de la aplicación de herbicidas antigramíneas. Las frecuentes lluvias de este invierno han propiciado la presencia de importantes infestaciones de malas hierbas, fundamentalmente avena loca, ballico y amapola. Sigue siendo importante la presencia de Sherardia arvensis como mala hierba de los cereales.

ARROZ
En este cultivo se ha detectado la presencia en el Delta del Ebro del Diplachne fascicularis, no de forma importante todavía. Sigue aumentando la presencia de Heteranthera limosa y en menor cantidad de H. reniformis. Coma principales problemas de malas hierbas siguen siendo Arroz salvaje y Echinochloa, fundamentalmente E. hispidula y E. oryzoides.

PLANTAS INVASORAS
La presencia de Senecio inaequidens sigue siendo importante en el Pirineo Catalán, desde Por Bou hasta Andorra. Su distribución hacia el sur del país avanza lentamente. Es también importante la problemática de Carpobrotus edulis, fundamentalmente en el Parque Natural de Cabo de Creus y en las Islas Medas (Girona). El mantenimiento de sendas en Parques Naturales y espacios verdes sigue siendo una preocupación.

RESISTENCIAS DE LAS MALAS HIERBAS A LOS HERBICIDAS
Continua la preocupación por las resistencias, básicamente en ballico en cereales de invierno y Amaranthus y Chenopodium en maíz.