INCIDENCIAS MALHERBOLÓGICAS MÁS IMPORTANTES EN EXTREMADURA DURANTE LA CAMPAÑA 2002.

MAÍZ
Durante la campaña de 2002 hubo algunos problemas de control de arvenses como consecuencia de la reducción de la eficacia provocada por las lluvias que siguieron a la siembra. Siguen existiendo problemas de control de Echinochloa crus-galli, Xantium strumariun y X. spinosum.
VIÑA
Las arvenses más comunes en zonas de secano son la corregüela (Convolvulus arvensis), cerraja (Sonchus oleraceus), romaza (Rumex sp.) malva (Malva silvestris), pepinillo del diablo (Ecballium elaterium), grama (Cynodon dactylon), verdel (Salsola kali) y diversas crucíferas (Sinapis spp., Diplotaxis spp, Capsella bursapastoris, etc.) ampliándose en las zonas de regadío y parcelas regadas por goteo a verdolaga (Portulaca oleracea), cenizo (Chenopodium spp.), tomatito (Solanum nigrum) y juncia (Cyperus rotundus). Actualmente y, en la mayoría de casos, las arvenses se controlan mediante sucesivos pases de rodo, que en ocasiones llegan a ser de 12/14 por campaña. No obstante, con la reestructuración del viñedo, se están poniendo nuevas plantaciones en espaldera con riego por goteo, por lo que la incidencia de arvenses ha aumentado y se constata la dificultad de control de Ecballium elaterium. Entre los herbicidas que más se utilizan está el glifosato, dicuat+paracuat y sulfosato (totales), pendimetalina y simazina (preemergencia) y haloxifop (graminicida selectivo en viña para postemergencia).
OLIVAR
La prohibición del uso de la simazina en olivar ha dificultado la elección de nuevas mezclas para controlar las arvenses. No cabe duda de que la autorización de nuevas mezclas no va a solucionar el problema y que es preciso sustituir la técnica actual de laboreo+aplicación de herbicidas a todo terreno por técnicas de cultivo que impidan el principal problema que ha dado lugar a ésta situación: la escorrentía producida por las lluvias en zonas con pendientes elevadas. Las mezclas autorizadas no son menos problemáticas que la simazina y ya ha aparecido un caso en que se ha detectado terbutilazina en agua de uso doméstico (Novelda del Guadiana).
HORTÍCOLAS
La infestación de juncia (Cyperus rotundus) en Vegas Bajas del Guadiana se extiende ya sobre un 40-60% de la superficie total de cultivos, llegando a nivel de parcela a cubrir el total de la parcela. En Vegas Altas es inferior debido a varios motivos: la utilización del metam-sodio en las siembras directas de tomate, el uso de alternativas en las que se incluye el arroz y el uso de herbicidas como la metribuzina y el rimsulfurón. El uso del flazasulfurón (Katana) por parte de algunos agricultores en el cultivo de tomate (no autorizado), aún dando resultados satisfactorios en el control de la juncia, ha dado lugar a problemas de fitotoxicidad en cultivos posteriores de coles, así como de maíz al ano siguiente. Otra arvense muy extendida y de difícil control es el tomatito, Solanum nigrum, debido a que como solanácea es difícil su control en cultivos de tomate de industria. Otras arvenses problemáticas son el serreig (Echinochloa crus-galli), pata gallina (Digitaria sanguinalis) y la grama (Cynodon dactylon).
ARROZ
Han aparecido en los arrozales de Vegas del Guadiana biotipos del género Echinochloa de difícil identificación taxonómica a nivel de especie, y resistentes a los herbicidas utilizados habitualmente. El problema se agrava dado que la mayor parte de la superficie de arroz en Extremadura se encuentra dentro del sistema de producción integrada (85%), cuyo reglamento técnico prohibe el uso de quinclorac, materia activa que mejor controlaba la arvense en Extremadura. En los últimos años se ha constatado el incremento de las infestaciones de Heteranthera reniformis y de Hetranthera limosa. Alisma plantago-aquatica comienza a controlarse de forma deficiente y las infestaciones de Diplachne fascicularis y D. fuscum también incrementan su presencia en arrozales
FRUTALES
Los problemas que se presentan en el control de arvenses en frutales son mayores en las plantaciones que se encuentran dentro de