INCIDENCIAS MALHERBOLÓGICAS EN NAVARRA DURANTE 1998.

CLIMATOLOGÍA DE LA CAMPAÑA
Se ha distinguido por un invierno lluvioso en todas las zonas, lo que facilitó buenas nascencias del cereal e instalación de los cultivos. En conjunto el resto del año resultó más seco de lo normal. En cuanto a temperaturas, tanto el otoño como el invierno fueron muy templados, por encima de las medias habituales, especialmente durante el mes de marzo en todas las zonas. Esto produjo una precocidad en los cereales. La primavera se ajustó más a las medias habituales de temperaturas, con un mes de abril fresco y húmedo, sobre todo en el norte de la provincia.

SITUACIÓN DE LOS CULTIVOS
-En cereales: las nascencias fueron tempranas a primeros de noviembre. El cultivo se desarrolló rápidamente por lo que en diciembre había alcanzado el estado de pleno ahijamiento. Se pudieron realizar aplicaciones tempranas con herbicidas específicos de avena loca, tralkoxidim, fenoxaprop-p-etil, etc. en condiciones muy buenas, con suaves temperaturas. Los resultados de estas aplicaciones, fueron muy buenos. Esta precocidad se mantiene y a mediados de abril había cereales espigados sobre todo en la zona sur, ocurriendo una helada en ese momento que produjo importantes daños. Las aplicaciones más tardías, febrero, con metil-diclofop dieron eficacias más bajas. En cuanto a malas hierbas de hoja ancha se apreciaron infestaciones importantes de Scandix pecten en algunas parcelas, controlándose muy bien con sulfonil-ureas aplicadas en estados precoces. La amapola dio problemas importantes en algunas fincas tratadas con sulfonil-ureas y benzonitrilos. Sobre siembra directa y mínimos laboreos va en aumento los problemas de bromo y una nueva gramínea (Vulpia unilateralis), de difícil control.

-En cereales de verano: destacar en Maíz el aumento de Abutilon con eficacia de algunos herbicidas (ver ensayo). En Arroz sigue en aumento el «arroz salvaje» y de monocotiledóneas no gramíneas cono los Scirpus sp y estabilizada la Heteranthera reniformis.

-En Hortícolas: solo existen problemas con pequeños cultivos, o aquellos de reciente introducción como el Broculi y el Romanesco. En estos, no hay herbicidas autorizados y se realizan aplicaciones de metazacloro 50%, autorizados en col y coliflor.