INCIDENCIAS DURANTE 1996 EN EL CONTROL DE MALAS HIERBAS EN CATALUÑA.

El pasado año 1996 se ha caracterizado por su elevada pluviometría respecto al año medio, 483,2 mm frente a los 369,1 mm de promedio de los últimos 30 años. Así mismo se han dado unas temperaturas invernales ligeramente superiores a lo habitual. Esta climatología favorable al desarrollo de las plantas ha implicado un notable aumento de la presencia de malas hierhas en los cultivos. Por cultivos pueden hacerse las siguientes observaciones:

– Cereales de invierno: El control de malas hierbas se ha caracterizado por la presencia de importantes lluvias que han impedido la aplicación generalizada de herbicidas en post-emergencia precoz. Esta situación es similar a la padecida en la campaña 1995. Por este motivo los tratamientos con herbicidas se han retrasado a mediados o final de invierno, con un aumento claro de las aplicaciones de diclofop-metil y tralkoxidim, en detrimento de los herbicidas derivados de la urea, para el control de lolium y avena. Se hace extensiva la aplicación a dosis reducidas de diclofop, con adición o no de aceite y una sulfonflurea o un HBN. En estos cultivos ha sido constante una abundante presencia de Papaver rhoeas, planta que en algunas ocasiones ha resultado de difícil control, dada la favorable climatología para su desarrollo.

– Arroz: Los dos principales problemas en el control de malas hierbas siguen siendo echinochloa y arroz salvaje. Para arroz salvaje se ha iniciado el uso en escala comercial de gfifosato (Roundup Plus) en presiembra del cultivo después de provocar la nascencia de la mala hierba.

– Maíz: En este cultivo la mala hierba que está causando mayores problemas de control es Abutilon, su nascencia escalonada dificulta su control y de hecho es una planta que está en aumento en los últimos años. Por parte de las casas comerciales se insiste en la búsqueda de herbicidas aplicados en pre-emergencia para su control. En zonas concretas de las provincias de Gerona y Lleida hay problemas de resistencia de dicotiledóneas a los herbicidas.

– Frutales: En este cultivo se practica el método de control combinado de siega de las malas hierbas entre las filas de los árboles y aplicación de herbicidas bajo la zona de goteo de los mismos.

– Márgenes de carreteras: Crece el interés por el mantenimiento de los márgenes de las carreteras y autopistas con la finalidad de prevención de incendios. Cabe destacar la variabilidad de situaciones que se producen en este ambiente en cuanto a composición de flora, ello hace que se deba mejorar en un futuro la aplicación de los diversos métodos de control.