ENSAYO DE HERBICIDAS NO-RESIDUALES EN TOMATE.

Se realiza una experiencia de herbicidas «no-residuales» aplicados en pretransplante de un cultivo de tomate, en la que se observa que con el glifosato y sulfosato, en las condiciones empleadas de 10 l/ha p.f. 2 días antes de la plantación y un suelo muy ligero con ausencia de caliza y gran cantidad de pizarras, se pueden producir alteraciones en el desarrollo del cultivo, con síntomas típicos en brotes y hojas, inhibición del desarrollo y aparición de nuevas yemas dominates en plantas afectadas, todo ello con un considerable daño de determinadas plantas mientras otras de la misma parcela no se han visto afectadas