EFECTO HERBICIDA EN PRE-EMERGENCIA Y POST-EMERGENCIA DEL SULFATO FERROSO MONOHIDRATADO.

Uno de los problemas más antiguos en la agricultura, es la permanente infestación de los campos de cultivo por las malas hierbas y las consiguientes pérdidas en los rendimientos.
Con la aparición de los herbicidas surge un nuevo interés por el estudio de las malas hierbas. En la síntesis y desarrollo de herbicidas (habitualmente costosa y laboriosa), se encuentran estudios de nuevas y numerosas moléculas, cuya actividad biológica se desconoce, así como el estudio de numerosos compuestos de otra procedencia, como podrían ser coproductos industriales. En este punto se encontraría el Sulfato Ferroso Monohidratado (SFM) que es un coproducto derivado de la industria del Titanio y que dado su carácter ácido puede ser utilizado como herbicida para el control de malas hierbas, tanto en pre como en post emergencia.
La aplicación directa en el suelo de este producto parece no impedir la nascencia, ni evolución fenológica, de las semillas de malas hierbas sembradas ni tampoco la de la flora adventicia presente, pero la aplicación directa en espolvoreo del SFM sobre las malas hierbas ya desarrolladas, provoca un daño importante en las mismas, debido al carácter ácido del producto.