EFECTO DEL LABOREO SOBRE LA DINÁMICA DE AMARANTHUS BLITOIDES S. WATSON EN UN CULTIVO DE ALMENDROS DE SECANO.

Se expone el comportamiento de Amaranthus blitoides en relación con distintas frecuencias de laboreo a partir de una experimentación mediante bloques al azar. Se ha constatado que el laboreo, si va seguido de lluvias, conduce a una elevada germinación. El periodo de máxima germinación corresponde a los meses de mayo (1988) y abril (1989), con temperaturas y humedad del suelo óptimos; por el contrario, a finales de primavera y en verano las temperaturas mucho más elevadas y la precipitación escasa limitan la emergencia. Por la cortedad de su ciclo biológico, con una rápida adquisición de los atributos reproductivos, A. blitoides estabiliza su población mediante el régimen de dos laboreos anuales, pero el régimen de tres laboreos anula el aporte de semillas al suelo y provoca durante el segundo año una disminución significativa del número de individuos. La falta de remoción del suelo y, con ello, la ausencia de aportes de semillas hacia la superficie, explicaría la baja tasa de germinación que se produce en el régimen de un solo laboreo.