Determinación mediante sistemas ópticos de la distancia real entre plantas de cultivo para un control preciso de la mala hierba

La automatización en el manejo de las malas hierbas de forma individualizada está siendo una realidad cada vez más cercana, atendiendo a objetivos tanto de eficiencia como de beneficios económicos. En un futuro muy próximo la mecanización y su diseño tendrá que contemplar técnicas de monitorización o detección de precisión. El objetivo de este estudio fue evaluar la capacidad de un sensor óptico para determinar la distancia entre las plantas de una misma línea de cultivo en condiciones de laboratorio y campo. En concreto, se ha investigado la detección de plantas con un sensor fotoeléctrico de infrarrojo (880 nm) en modo opuesto. El sensor fotoeléctrico fue capaz de detectar la planta de tomate y por tanto permitir conocer la separación entre ellas de forma muy precisa. El uso de sistemas de detección como este puede dar lugar a una nueva era que permita el control en la línea de cultivo de la mala hierba de forma más económica y a la automatización de la operación.