DEMOGRAFÍA Y UMBRALES DE COMPETITIVIDAD DE Ridolfia segetum Moris EN LA ROTACIÓN TRIGO (Triticum aestivum L.) / GIRASOL (Helianthus annuus L.).

Se llevaron a cabo con la especie Ridolfia segetum en Andalucía, desde 1989 a 1993 diversos estudios de laboratorio y campo en la rotación trigo/girasol, con objeto de conocer: a) los factores que afectan a la germinación de las semillas de Ridolfia y la evolución de su reposo, y la evolución de la emergencia; b) el efecto del momento de emergencia en la fonología y crecimiento, y la dinámica de las poblaciones en la rotación trigo/girasol; c) las ecuaciones que describen la competición de Ridolfia en ambos cultivos, determinando los umbrales de infestación; d) la posibilidad de determinar la competición en los estadios tempranos de desarrollo del girasol, mediante la utilización del análisis de imagen. Las principales conclusiones de dicho trabajo son las siguientes: a) Las semillas de Ridolfia segetum entran pronto en reposo, siendo necesario para que germinen mantenerlas durante 4-6 semanas a 5 ºC en oscuridad. Las soluciones nitrogenadas a bajas concentraciones, favorecen la germinación, especialmente los nitratos. Por el contrario la alternancia de temperaturas y la acción de la luz/oscuridad, han resultado poco influyentes en dicho proceso. En condiciones de campo, Ridolfia emerge en otoño-invierno, presentando dos ciclos principales de emergencia, el segundo después de una parada durante el mes más frío y seco (normalmente enero). b) El momento de emergencia influye decisivamente en el desarrollo, siendo las emergencias tempranas (hasta el 15 de enero) e intermedias (finales de febrero) las que alcanzan mayor biomasa, ramificaciones y producción de semillas. El establecimiento de la dinámica en base a los diferentes parámetros demográficos calculados, permitieron simular la evolución del banco de semillas en superficie y en profundidad, según diferentes combinaciones de labores en la rotación trigo/girasol, concluyendo que es necesario realizar un control drástico de las plantas de Ridolfia emergidas. También la siembra directa del trigo y el girasol puede favorecer la reducción del banco de semillas. c) Los modelos hiperbólicos fueron los que mejor definieron la competición en ambos cultivos en función de la densidad (biomasa, nº de plantas por m²). Para el trigo, el umbral económico que justifica un tratamiento herbicida varia de 0,4 a 1,5 plantas/m² y en el caso del girasol entre 0,4 y 2,7 plantas/m² dependiendo del coste del tratamiento, su eficacia, del precio esperado del producto cosechado y de la producción potencial de la zona agrícola. d) La competición cultivo/mala hierba puede ser estimada en los estadios tempranos del desarrollo del cultivo, determinando la cobertura mediante análisis digitalizado de imágenes fotográficas.