CONTROL DE MALAS HIERBAS EN TIERRAS RETIRADAS DEL CULTIVO.

La retirada de tierras crea un nuevo conjunto de problemas de manejo de tierras, por lo que puede ser necesario optimizar las opciones para llegar a alcanzar el mayor número posible de los objetivos potenciales de manejo (aceptando desde el inicio que puede ser imposible el alcanzarlos todos). La retirada de tierras no sólo supone nuevos problemas sino también nuevas posibilidades; por ejemplo, un hábil uso del mismo puede ser de un gran valor en la prevención o el manejo de la resistencia a herbicidas en malas hierbas anuales. Ciertamente, la situación no es especialmente compleja, por lo que las principales necesidades en este ámbito están, probablemente, más bien en la línea de realizar una labor de asesoría claramente expresada en la investigación. Sin embargo, algunas investigaciones de tipo botánico serán necesarias con objeto de ayudar en la definición de estrategias óptimas de manejo.