CONTRIBUCIÓN AL ESTUDIO DE LAS MALAS HIERBAS DE LOS VIÑEDOS DE NAVALCARNERO (MADRID).

La zona estudiada, desde el punto de vista climatológico presenta una temperatura media anual de 14,1 ºC, y las precipitaciones medias anuales son de 492,5 mm. El período anual en el que pueden acaecer heladas frecuentes y poco frecuentes comprende desde el 26 de octubre al 26 de abril. De acuerdo con las clasificaciones climáticas utilizadas, la zona estudiada es: -árida, según el factor pluviométrico de LANG; -subhúmedas, según el índice de aridez de DE MARTONNE; -el período seco abarca desde finales de mayo hasta mitad de septiembre; -piso mediterráneo semiárido, según EMBERGER; -piso bioclimático mesomediterráneo y ombroclima seco, según RIVAS-MARTINEZ. Predominan los suelos jóvenes, con perfiles poco diferenciados. Los suelos presentan buen drenaje externo y escasea la materia orgánica, así como el agotamiento de nutrientes, debido a la utilización agrícola del suelo. Se han realizado las calicatas, obteniendo dos tipos de perfiles. Los A-Bt-Ck presentan un horizonte argílico, y se situan en las zonas alomadas. Los A-C son más jóvenes y menos evolucionados, situándose en las zonas de vagüada. Hemos realizado por primera vez, el catálogo de las malas hierbas de los viñedos de Navalcarnero, obteniendo un resultado de 91 especies, de las que el 45,67% son de distribución mediterránea, un 32,09% de amplia distribución y el 22,22% euroasiáticas y eurosiberianas. Lógicamente, por la localización del territorio estudiado, predominan los táxones mediterráneos, seguidos por los de amplia distribución principalmente cosmopolitas. Compuestas, Gramíneas y Crucíferas, junto a Cariofiláceas son las familias mejor representadas por el número de especies de malas hierbas que presentan (20,87%, 14,28% y 9,89% respectivamente). En el catálogo de flora arvense realizado se puede observar el claro predominio de las especies de ciclos cortos (anuales 78,65%) sobre las de ciclos largos (vivaces 21,34%). El número de malas hierbas presentes en las parcelas sin laboreo, es ligeramente superior al de parcelas con tratamiento mecánico; así en las parce1as A y B (sin laboreo ) aparecen un 95,50% del total, mientras que en C obtenemos un 80,89% y en D un 88,76%. Partiendo de las especies recogidas en estado de plántula, hemos llegado a identificar con clari dad diversos géneros, como Lamium, Spergula, Veronica, Cirsium, Muscari, Senecio, Lupinus,… Basándonos en los estudios fenológicos, observamos que hay dos grupos claramente diferenciados: un grupo de especies de floración temprana (antes de la primavera), y otro de aparición veraniega y otoñal. Lógicamente el período en que estas especies pueden ser más dañinas, corresponde al estado fenológico que hemos asignado el número 7, es decir, cuando los frutos están maduros y con una gran capacidad de producción de semillas. Cuando alcanzan el estado fenológico número 8, en estado vegetativo postreproductor, también se pueden desprender y diseminar diversas semillas, pero los daños son menores. De los datos fenológicos recolectados deducimos que el mes de Junio es el más nocivo por ser el período en que se dispersan mayor número de semillas.