CARACTERIZACIÓN DE LA FLORA INFESTANTE DE LOS VIÑEDOS DE LA D.O. «CAMPO DE BORJA».

Con el fin de estudiar las características agronómicas, conocer la flora arvense y su relación con un conjunto de factores medioambientales se visitaron entre el verano-otoño de 1995 y el invierno-primavera de 1996 un total de 103 viñedos en la Denominación de Origen «Campo de Borja». En cada viñedo se realizó una evaluación de las características agronómicas y se identificaron las especies arvenses presentes, determinando su densidad mediante conteos. Esta evaluación se completó con una encuesta hecha a 18 viticultores de la zona. Del estudio de las características agronómicas de la D.O. «Campo de Borja» se observó que la mayoría de las plantaciones siguen plantadas en vaso, con marco de 2,20 x 2,20 (el 81,5% de las muestreadas), aunque cada vez se van generalizando más las plantaciones en espaldera con marco de 3 x 1,5 (el 18,5% de las muestreadas). Las variedades más importantes son Garnacha, Tempranillo y Macabeo. Los portainjertos más utilizados son Rupestris de Lot, 110 R y 41 B. La mayor parte de las viñas se encuentran en secano, aunque también existe el regadío eventual. A través de las encuestas realizadas se ha observado que la mayoría de los viticultores practican el laboreo con el fin de eliminar las malas hierbas y favorecer la infiltración de agua en el suelo. Consiste en realizar de dos a cinco labores cruzadas de cultivador en plantaciones en vaso y, un mínimo de cinco, en plantaciones en espaldera. La escarda química total se practica muy poco, siendo escaso el uso de herbicidas, pero poco a poco va aumentando, en su mayoría combinada con el laboreo. En cuanto a la flora arvense observada está formada principalmente por las familias Asteraceae, Brassicaceae y Poaceae (30% de las especies observadas). Las plantas terófitas (anuales) constituyen el 78,1% del total de las especies. Se catalogaron 73 especies, tres de las cuales superaron el 30% de frecuencia relativa: Diplotaxis erucoides, Convolvulus arvensis, Sonchus oleraceus, y seis superaron el 15%: Salsola kali, Amaranthus blitoides, Lolium rigidum, Senecio vulgaris, Cirsium arvense y Chenopodium album. La especie D. erucoides resultó ser la miejor adaptada a los viñedos de la D.O., ya que presentó una frecuencia relativa de 84,5% y una abundancia media de 20,7 pl/m². Comparando los resultados del estudio florístico con los obtenidos en una prospección realizada en 1977-79 en Borja, se observó que las frecuencias de D. erucoides y A. blitoides se mantienen aproximadas aunque se reducen las de las demás especies. D. erucoides y L. rigidum aumentaron su densidad media C. arvensis, S. oleraceus y A. blitoides la mantuvieron y S. kali, C. arvense y Ch. album la disminuyeron respecto a 1977-79. El análisis estadístico de los resultados de las prospecciones se realizó mediante los métodos de análisis de los perfiles ecológicos y el de los promedios k, los cuales permitieron relacionar la flora arvense con los factores evaluados: tipo de plantación, cuidado de la viña, entrada del ganado, factores edáficos cuantitativos (pH, salinidad, materia orgánica, fósforo, potasio, carbonatos totales, caliza activa, magnesio y textura), pedregosidad, edad de la viña, régimen hídrico, época del inventario y altitud. En el análisis de los perfiles ecológicos el factor que mejor caracterizó la flora arvense fue la época del inventario; asociando a las especies Lamium amplexicaule y L. rigidum con invierno-primavera y a A. blitoides, C. arvense, C. arvensis, Ch. album y S. kali con verano-otoño. Por el contrario, los factores que menor influencia presentaron en la caracterización de los perfiles ecológicos fueron los factores agronómicos y la edad de la viña, el régimen hídrico y la altitud. Las especies con las que mejor se relacionaron los factores edáficos fueron: Fumaria officinalis y Anagallis foemina, que aparecieron en suelos arenosos y contenidos bajos o normales en carbonatos totales y caliza activa, L. amplexicaule apareció en suelos arenosos con pH superior a 8, y St