BIOENSAYO PARA LA DETECCIÓN DE SULFONILUREAS EN EL SUELO.

Los autores, en anteriores trabajos, demostraron la gran utilidad de un bioensayo en placa Petri, para detectar los herbicidas sulfonilureicos, a una concentración cercana a 0,1 µg/l. Emplea semillas de tomate, que germinan en la solución herbicida y mide simplemente el desarrollo radicular de las mismas, al cabo de una semana. Este procedimiento es extraordinariamente sencillo, para la detección de ese grupo de herbicidas en el agua y únicamente precisa de 30 ml de la solución problema. En el presente trabajo, se trata de valorar el mismo ó similar procedimiento, pero para averiguar la concentración del herbicida en el suelo. Se ha trabajado con los productos azimsulfuron, bensulfuron y clorsulfuron. Con dos tipos de suelos (arcilloso y arenoso) y se emplearon semillas de tomate de la variedad Río Grande. Se han utilizado dosis entre 1µg/kg, 10 µg/kg, 100 µg/kg y 1 ppm. El comportamiento a 1µg/kg es similar al testigo, pero se puede detectar el herbicida ya, a dosis de 10 µg/kg. Este procedimiento, efectuando un muestreo representativo, podría ser muy útil para responder a problemas de residuos en el suelo, de un cultivo tolerante a sulfonilureas, cuando se trata de sembrar a continuación, uno sensible.