APOYO A LAS FORMULACIONES HERBICIDAS DE BAJA PELIGROSIDAD, PARA UNA AGRICULTURA MÁS RESPETUOSA CON EL MEDIO AMBIENTE.

Revisión de los beneficios medioambientales del laboreo de conservación y de las mejoras realizadas por Monsanto en sus formulaciones de glifosato conteniendo surfactantes e inertes de baja peligrosidad, en un contexto de alta sensibilidad frente a los productos fitosanitarios. Descripción de la aproximación a diferentes entidades durante 1993-95, declaraciones de apoyo conseguidas, y situación actual. Se considera que acciones como los listados según materia activa, decisiones basadas únicamente en precio, descalificaciones generales, o legislación restrictiva sin tener en cuenta la clasificación toxicológica del producto no conducen ni a mejora de las formulaciones comercializadas ni a su mejor empleo desde el punto de vista de la seguridad ambiental. Por otra parte, la clasificación diferenciada de acuerdo con la peligrosidad, las declaraciones de apoyo ligadas a un nivel de seguridad, la defensa de la calidad de los productos fitosanitarios y la legislación positiva para formulaciones de baja peligrosidad deben conducir a productos más seguros, mejor empleados, y una mejor imagen de nuestra agricultura.