30 aniversario

El año 2019 la Sociedad cumplió 30 años. Con objeto de este motivo, uno de los socios fundadores, Carlos Zaragoza, nos ha escrito unas palabras sobre este período de la Sociedad.

En el 30 Aniversario de la fundación de la SEMh

Sigo pensando que una de las mejores cosas que he hecho en mi vida profesional ha sido participar en la fundación de la Sociedad Española de Malherbología. Perdonadme que, ahora, ya jubilado, vea la especialidad un poco desde fuera, con la perspectiva de un veterano urbanita y contribuyente.

Lo que aún siento es una gran afición por las plantas, que fue lo que me impulsó hacia esta especialidad, o disciplina, como entonces se decía. Eso y una gran fascinación por los herbicidas.

Ahora no está bien decirlo, pues parece que la promoción de los pesticidas es algo políticamente incorrecto y un gran error, pues supone una agresión al medio ambiente. Pero confieso que no me arrepiento al haber dedicado gran parte de mi trabajo profesional a ayudar a los agricultores a controlar las malezas que infestan sus cultivos.

Pero en la actualidad hay muchos aspectos,  en la agricultura y fuera de ella, en los que un buen malherbólogo puede ser aún muy útil. Solo recordaré unos pocos. El estudio de las malas hierbas como huéspedes de insectos que transmiten enfermedades a los cultivos (p. ej.: los hemípteros de la Xylella del almendro y olivo). La presencia de especies capaces de adquirir genes de los cultivos transgénicos con los que conviven, pudiéndose crear “superweeds” (p.ej.: el teosinte en el maíz). La presencia de nuevas especies invasoras en el medio agrícola y en el ambiente. La incidencia cada vez más acusada de las alergias en la población urbana debido al polen de algunas especies vegetales (con lo que habrá que colaborar con los médicos alergólogos)… O sea que aún hay tajo.

No olvidéis que los trabajos han de tener conclusiones útiles, como ha sido una característica de la SEMh, y no ser meramente académicos.

Además hay que recordar que, como decía Henry Ford: “Unirse es el comienzo, estar juntos es el progreso, trabajar juntos es el éxito”

Trabajar juntos para desarrollar métodos menos tóxicos y más sostenibles para controlar nuestras viejas contrincantes, adversarias, pero siempre admiradas, las malas hierbas.

Carlos Zaragoza Larios